NOTICIAS

20/03/2017

La Fundación Catalunya-La Pedrera presenta la exposición de Frederic Amat, Zoòtrop

La Fundación Catalunya-La Pedrera presenta la exposición de Frederic Amat, Zoòtrop
 

La Fundación Catalunya-La Pedrera ha inaugurado hoy Frederic Amat_Zoòtropuna selección de proyectos de intervención en espacios, tanto naturales como urbanos, a menudo vinculados a la arquitectura, con el objetivo de crear un mapa, una topografía, de su trabajo, buscándose siempre el componente poético.

El título de la exposición, Zoòtrop, hace referencia a la máquina estroboscópica formada por un tambor giratorio, con unos cortes a través de los cuales el espectador puede ver una serie de dibujos que, al girar, parece que estén en movimiento. La exposición, como un zootropo, pretende mostrar las diversas facetas de la obra de Amat en relación con el espacio, la arquitectura, la ciudad y el paisaje. El comisario de la exposición, Miquel Adrià ha puesto de relieve como la obra de Amat es una respuesta in situ al espacio gaudiniano.

La exposición se divide en tres apartados casi independientes que tejen una única obra en tres actos que ofrece una oportunidad excelente para poder comprender la exuberante y original imaginario vital y artístico de Frederic Amat: el primero propone recuperar la memoria del edificio de Gaudí con una intervención creada expresamente para esta ocasión; el segundo reúne una elección personal del artista de obras que remiten a su universo más íntimo, y el último reúne una selección de catorce proyectos de intervención en espacios públicos y privados (algunos realizados y otros no), como un archivo de historia natural donde conviven las referencias, los croquis del proceso creativo, los making of y algunas piezas del resultado final.

La directora de la Fundación Catalunya-La Pedrera, Marta Lacambra ha destacado que es una satisfacción poder acoger de nuevo en la Casa Milà, Frederic Amat, quien en 2011 ya hizo una particular lectura de este singular edificio de Gaudí en la videocreación Forja, que forma parte de esta exposición. Se trata de un travelling que recorre las barandillas de los balcones de la fachada en un trazo continuo, descontextualizado, sorprendentemente cercano a la caligrafía gestual del artista. El año siguiente volvió a intervenir en la planta noble, con el diseño escenográfico de la exposición «Artigas. El hombre del fuego», para la que creó un montaje en el que las columnas se deshacían literalmente ante los ojos del visitante para retornar a la materia prima, la arena y la tierra: un sinuoso mar de dunas que establecía un sugerente diálogo con las formas ondulantes de los cielos rasos, en el interior, y de la fachada, en el exterior.

La exposición se podrá ver hasta el próximo 16 de julio en horario de diez de la mañana a ocho de la tarde, cada día de la semana.