La Pedrera singular

La Pedrera (1906-1912) fue construida por Antoni Gaudí (1853-1926) como edificio de viviendas de alquiler. Considerado su edificio más emblemático, fue nombrada en 1984 como Patrimonio mundial por la UNESCO.

La Pedrera (1906-1912) fue construida por Antoni Gaudí (1853-1926) como edificio de viviendas de alquiler, por encargo del matrimonio formado por Pere Milà y Roser Segimon. En ese momento, Gaudí ya era un arquitecto consagrado que plasmó todo su ingenio y distinción a la hora de planificar un nuevo concepto de edificio de viviendas.

La Pedrera, la última obra civil que diseñó y construyó, es considerado su edificio más emblemático, tanto por las innovaciones funcionales y constructivas como por las soluciones ornamentales y decorativas.

Su carácter monumental y artístico evitó que enderrocaran el desván y la azotea, que sobrepasaban el volumen construido permitido por la ley. Su legalización fue posible gracias a una contraprestación económica, además de la resolución de la Comisión del Ensanche del Ayuntamiento de Barcelona, el 28 de diciembre de 1909, que acreditó que el edificio tenía carácter monumental y que no debía ajustarse estrictamente a las ordenanzas municipales.

Más allá de este primer reconocimiento, su singularidad y su valor artístico quedan ampliamente acreditados cuando se incluye en el catálogo del Patrimonio Artístico de la ciudad de Barcelona en 1962, con la declaración como Monumento Histórico de Interés Nacional por parte del Gobierno español en 1969, y la UNESCO inscribe como Bien Cultural del Patrimonio Mundial en 1984, por su valor universal excepcional.

Podéis contactar con nosotros por correo o por teléfono en el 93 214 25 69