NOTICIAS

12/07/2017

Comienza la visita con degustación para descubrir el Delta cuando se pone el sol

Contalles del Delta
 

Este viernes empieza en MónNatura Delta del Ebro la actividad especial para las noches de este verano, que se alargará hasta el próximo 15 de septiembre. Bajo el nombre de "Contalles del Delta", el equipamiento de la Fundación Catalunya La Pedrera descubre las costumbres, las tradiciones y la gastronomía del Delta del Ebro.

El Delta del Ebro es un territorio especial que esconde muchas sorpresas. Uno de sus tesoros es el Tardet, el momento en que el paisaje se transforma y se tiñe con los colores de la puesta de sol.

Con esta nueva visita teatralizada aprecian de gran manera los cambios de colores del paisaje del Delta mientras un personaje errante habla de la gente, del paisaje o los platos típicos del Delta.

Los visitantes son recibidos por este personaje a su llegada al centro. De la mano de su relato, se descubren rasgos tan característicos de la zona como la sal o los artes de pesca. Explicando las vivencias de un antiguo maestro salinero, los visitante pueden ver todo el proceso de la producción de la sal, e incluso probarla in situ. Al pie de las salinas del centro, se da a probar la flor de sal, con una mezcla que los mismos visitantes preparan con romero, tomillo y aceite.

La gastronomía tiene un papel importante en "Contalles del Delta". En la parte final de la visita, y mientras se cuenta la historia de la casera que cuidaba este espacio, se ofrece una cata de diferentes platos y productos gastronómicos que son fruto del territorio. En el mismo momento que se disfruta de la magia de la puesta de sol, los asistentes pueden degustar los famosos mejillones del Delta, y descubrir el sabor especial de las tostaditas con anguila ahumada y del jamón de pato, casado con una copa de vino .

La experiencia de la visita se completa con el espectáculo que supone contemplar las aves de la Tancada y de las antiguas salinas de Sant Antoni, que se pueden observar tranquilamente con los telescopios instalados en el Mirador 360 grados, junto a la Laguna de la Tancada, la orilla del mar y con vistas que llegan hasta los Puertos y la Sierra del Montsià.