?>

Gestión de hábitats

 

Los prados de guadaña son unos herbazales naturales muy ricos en gramíneas, leguminosas, orquídeas y también en fauna invertebrada, sobre todo mariposas. Se denominan prados de guadaña porque lo que se hace en ellos es guadañar en lugar de labrar, lo cual no estropea las plantas y no altera la composición de la vegetación. La Fundación, pues, siempre se ha preocupado de preservar la integridad de estos prados, motivo por el que encarga cortarlos cada año a fin de mantener el hábitat abierto y evitar que prolifere una vegetación más alta, y potenciar el rebrote y la floración de las hierbas para favorecer la disponibilidad de recursos para los invertebrados