?>

Gestión de hábitats

 

En el año 2008 se desbrozaron 0,8 ha de unas antiguas hazas que estaban ocupadas por una masa densa de pincarrasco. Esto no tan sólo se hizo para reducir la carga combustible de los pinos, sino también, y sobre todo, para restaurar unos ambientes más abiertos y con pastos naturales, como son las landas de enebro de la miera y los prados de junquillo falso.