Espai Natura

Port d'Arnes

Geología

El Port d’Arnes está situado en la zona de enlace entre la cordillera Prelitoral, de dirección general NE-SO, y la Ibérica de dirección NO-SE. La cordillera Prelitoral y la Ibérica, aunque más modestas, se formaron al mismo tiempo que el Pirineo, durante la orogenia alpina. La compresión tectónica dio lugar a que las rocas del Paleozoico y del Mesozoico se levantaran lentamente y encabalgaran, hacia el norte, por encima de materiales de la cuenca del Ebro.

Este espacio está dividido en cuatro unidades. La Unidad más al norte (A) corresponde a una serie de relieves de rocas conglomeràticas que pertenece a la cuenca del Ebro. Son el resultado de la sedimentación de abanicos aluviales de ríos que venían del sur. Estos conglomerados al erosionarse originaron relieves elevados, ya que son más duros que la rocas de su alrededor, como es el caso de Montserrat y el Montsant. Las morfologías que se observa recuerdan  a las de la montaña de Montserrat.

El resto de unidades (B, C y D) se sitúan al sur en plena cordillera Prelitoral. El relieve escarpado y abrupto viene dado por la superposición de unidades tectónicas mesozoicas. Estas unidades están formadas, principalmente, por calcáreas con niveles de margas de colores grises y ocres de edad Jurásica y Cretácica inferior.  Dentro de la uniformidad del paisaje, destacan, por su color, algunas unidades intercaladas de arcillas y areniscas rojas del Triásico.

Por su interés geológico, patrimonial y paisajístico, parte de este espacio se incopora a la geozona 316 que forma parte del inventario de Espacios de Interés Geológico del departament de Medi Ambient de la Generalitat de Catalunya.

Más información