NOTICIAS

04/11/2019

Buen tiempo y actividades llenas: éxito de una nueva edició de Los Sabores de la Tierra en Món Sant Benet

Los Sabores de la tierra
 

Paradas y actividades llenas en una edición que ha tenido como protagonista la parte más silvestre del otoño, con actividades, entre otras, alrededor de las plantas aromáticas y las plantas silvestres que crecen en los márgenes de los caminos.

El campamento artesano Creatardor y los talleres de cocina del “Menja’t la plaça” han hecho las delicias del público familiar. Los más pequeños se han divertido construyendo un hotel de insectos o haciendo su propio instrumento musical con cañas y otros materiales naturales. Han podido aprender, también, técnicas de conservación de alimentos en el taller “Aceite de olores y sabores” y conocer cómo podemos elaborar un turrón de otoño a base de moniatos y castañas.

El toque musical lo ha puesto, el sábado, el concierto Ora Pro Nobis de Tarta Ralena, en colaboración con la Feria Mediterránea. Y para los que apuestan por una propuesta más participativa, el espectáculo “Fem música amb les canyetes de la foradada”, que puso el punto final a la primera jornada del Creatardor, animando a los visitantes a hacer sonar en un pequeño concierto improvisado los instrumentos que ellos mismos han creado. Y, domingo, el ritmo del grupo de percusión Sound de Secà. 

En el mercado de la plaza, con cerca de una cincuentena de paradas, también se han podido realizar talleres familiares, como, por ejemplo, el de aprender a hacer pan de hierbas, y se ha podido disfrutar de la ya habitual muestra de oficios artesanales.

En la edición de este año se ha potenciado especialmente el espacio de cata y showcooking permitiendo así a los más sibaritas descubrir los diferentes sabores de la cerveza artesanal, haciendo un recorrido con cata por recetas tradicionales con setas y castañas como principales ingredientes o acercarse a las plantas de margen con “La cocina de las plantas olvidadas” a cargo del colectivo Eixarcolant, entre otras propuestas. 

Por otro lado, las actividades y experiencias de otoño han permitido a los visitantes, realizar visites especiales al monasterio y descubrir, por ejemplo, que hierbas, ungüentos y jarabes se usaban para guarir a los monjes, o como era la enfermería del monasterio. También se ha realizado un recorrido etnobotánico para conocer y probar las hierbas de margen que crecen en los alrededores de Món Sant Benet.

La oferta de actividades se ha complementado con una interesante oferta gastronómica que ha permitido a los visitantes terminar de redondear la jornada quedándose a comer en la taberna de otoño o en alguno de nuestros restaurantes.