NOTICIAS

28/09/2018

La exposición 'Obras Abiertas. El arte en movimiento, 1955-1975' reúne en La Pedrera el arte cinético más internacional

La exposición 'Obras Abiertas. El arte en movimiento, 1955-1975'
 

La Fundación Catalunya La Pedrera presenta 'Obras Abiertas. El arte en movimiento, 1955-1975'.

Obras Abiertas busca que el espectador participe y interaccione con la obra de arte.

La muestra acoge obras de artistas internacionales como Victor Vasarely, Marina Apollonio o Alexander Calder.

 

La Fundación Catalunya La Pedrera presenta hoy la exposición «Obras abiertas. El arte en movimiento, 1955-1975» que reúne una amplia y cuidada selección de obras de 37 artistas internacionales que buscan una transformación profunda del rol del espectador a través de la participación y la interacción con la obra de arte. Marta Lacambra, directora de la Fundación Catalunya La Pedrera ha dicho en la rueda de prensa celebrada hoy que esta exposición "es más fácil de ver y experimentar que de explicar ya que la obra te interpela y tu interpelas a la obra".

El cinetismo o el arte en movimiento

El movimiento atraviesa la historia del arte y se vuelve esencial a partir de los años cincuenta del siglo XX. Pero ¿qué es el movimiento? El crítico Guy Brett escribía que quizá el movimiento sea simplemente la capacidad de la obra de respirar libremente en nuevas dimensiones; el historiador Jean Clay dijo: «El cinetismo no es "lo que se mueve ", sino la toma de conciencia de la inestabilidad de la realidad.». En definitiva, el cinetismo o el arte en movimiento son más vigentes que nunca.

La exposición está comisariada por los historiadores del arte Marianna Gelussi y Jordi Ballart. Este último ha declarado que la muestra "quiere dar a conocer la vanguardia de mitades del sXX. En la época, el arte cinético fue rompedor para que no se dirigía a las élites, sino a todo tipo de público ". Gelussi ha añadido que" Las obras se mueven para crear una interacción activa con el espectador y lo convierten en parte de la obra ".

La estética del movimiento

La muestra reúne una selección de obras de los principales protagonistas de una revolución artística e internacional que eclosionó en los años cincuenta y sesenta en Europa. Las obras giran en torno al concepto de apertura, de movimiento y de espacio, alejándose de las categorías tradicionales de la pintura y la escultura y del objeto convencional, a través de la experimentación y la búsqueda de nuevos materiales y soportes, y la apertura del espacio artístico. Las nuevas ideas transgreden las fronteras de una estética purista y se apropian de materiales y tecnologías propias de la ciencia y la industria que permiten explorar el espacio, la luz y el movimiento.

La exposición presenta obras de artistas de diferentes sensibilidades como Marina Apollonio, Alberto Biasi, Pol Bury, Alexander Calder, Gianni Colombo, Carlos Cruz-Diez, Dadamaino, Marcel Duchamp, Hans Haacke, Mona Hatoum, Julio Le Parc, Heinz Mack, François Morellet, Nicolas Schöffer, Jesús Rafael Soto, Takis, Jean Tinguely, Günther Uecker o Victor Vasarely, así como artistas emblemáticos de esta corriente en Cataluña y en España como Leandre Cristòfol, Ángel Duarte, Jordi Pericot, Eusebio Sempere y Francisco Sobrino.

Estos artistas buscan establecer un diálogo entre el arte y la ciencia que nos acerca a una visión del mundo en constante cambio y movimiento. La red de artistas vinculados a los nuevos postulados de la época, con destacadas implicaciones políticas y utópicas, promueve una transformación profunda del rol del espectador, ya que le otorga un papel activo a través de la implicación y la interacción con la obra de arte.

Una de las obras no es en la sala de exposición, sino que ocupa un espacio privilegiado y particular de La Pedrera: el suelo de uno de sus patios. La obra Spazio ad attivazione cinética de Marina Apollonio sale de la sala y toma el patio de Paseo de Gracia para que los visitantes de La Pedrera experimenten en primera persona el arte cinético.

Obra abierta

El concepto de obra abierta, teorizado por Umberto Eco en 1962, es el de una obra múltiple y cambiante, un campo de infinitas posibilidades abierto a la interpretación de quien observa. La obra exige del observador su participación, e instaura una nueva relación de disfrute y de utilización del objeto artístico: el observador deviene así coautor. La obra abierta es la metáfora de una nueva visión del mundo donde la realidad es sentida como inestable, ambigua y en perpetua mutación.

La Fundación Catalunya La Pedrera promueve actividades culturales que fomentan las artes y el pensamiento y que buscan reflexionar por una sociedad más justa. Promueve el talento, la creación y la educación y conserva el patrimonio natural y cultural.