Espai Natura

Congost de Mont-rebei

Geología

Mont-rebei es un desfiladero situado en la vertiente sur del Pirineo. Esta cordillera se formó durante la orogenia Alpina. Durante más de 50 millones de años los esfuerzos tectónicos fueron levantando esta cordillera, plegando y acumulando grandes unidades rocosas. Una de estas unidades es la del Montsec, donde los materiales mesozoicos encabalgan por encima de materiales terciarios (más modernos). A grandes rasgos, forma un gran sinclinal y, en su flanco sur, afloran las rocas carbonatadas mesozoicas y en el núcleo, las detríticas del Terciario. Estas rocas carbonatadas nos dan la morfología típica del Montsec, que destaca de lejos por sus impresionantes acantilados. La incisión de los ríos Noguera Ribagorçana y Noguera Pallaresa ha dividido el Montsec en tres (de l’Estall, d’Ares y de Rúbies), formando unos estrechos desfiladeros de dirección norte-sur. El más espectacular es el de Mont-rebei, el más occidental, con unas impresionantes paredes calcáreas de más de 500m y con un ancho de sólo 20m.

El paisaje nos muestra como las capes de calcáreas inclinadas hacia el norte, configuran los relieves del Montsec, culminados por los picos de la Corona y Santa Lis (1.676 m), y que suavemente van descendiendo  hacia el norte hasta el barranco de les Julianes. A partir de este punto, las capes son más suaves y de materiales más blandos. El paisaje cambia, ya no es tan abrupto porque las calcáreas  mesozoicas son sustituidas por las arcillas, margas y areniscas del Terciario, predominando los colores rojizos y ocres.

En el Montsec, la abundancia de rocas carbonatadas  propicia la infiltración del agua, formando numerosas Cuevas y simas (llamados “gralleres”), con surgencias a nivel de los ríos.

Más información